viernes, 11 de septiembre de 2015

PARÁBOLA DE LOS LABRADORES MALVADOS (9 A 12 AÑOS)

Lección desarrollada por Viviana Martínez Douzet


OBJETIVO

Que los alumnos reflexionen acerca de la bendición que tenemos al ser considerados por Dios y asuman la responsabilidad que nos ha sido dada.

BASE BÍBLICA

Mateo 21:33-45

INTRODUCCIÓN

Poner en la mesa una bandeja o plato con uvas. Cuando estén todos sentados dele a cada niño una o dos uvas. Pregúntele que representa la uva en la biblia. Déjelo contestar a cada uno con sus propias palabras, luego decirles que hoy veremos una parábola que tiene que ver con la muerte y resurrección de Jesús y también tiene que ver con las uvas.

DESARROLLO

Las parábolas nos enseñan algo importante del reino de Dios o como vivir cristianamente.
Explicar los personajes principales.
El dueño:   Dios
La viña:   Israel
Los labradores:   Los líderes religiosos judíos
Los otros labradores:   Los gentiles.
Hijo: Jesús.
Si bien esta parábola está dirigida a los judíos y a Israel, también la aplicamos a nuestra vida, hay muchas personas que reciben bendiciones de Dios (ej. Trabajo, que les vaya bien en los estudio, etc.) Pero no aceptan la autoridad de Dios. Dios quiere que toda la humanidad reconozca su señorío y autoridad. En su deseo de alcanzarnos con su amor Dios envió a su hijo.  Su vida perfecta, sus palabras de verdad y su sacrificio de amor fueron para motivarnos a que lo escuchemos y sigamos como Señor, si rechazamos su gracia rechazamos a Dios.

Dios tiene el derecho de pedir fruto de nosotros así como lo hizo con el dueño de la viña. Sin embargo muchos de nosotros actuamos como los labradores malvados cuando no obedecemos sus enseñanzas y cuando no le agradecemos por todo lo que nos da, que es mucho más de lo que merecemos. 







CONCLUSIÓN

Tomar un tiempo para meditar en estas preguntas.
¿Le aceptarán como su dueño, Señor  y Salvador y por lo tanto obedecerán  a sus mandatos?
¿Le rechazarán negando su autoridad y enseñanzas?
¿Somos agradecidos de los frutos que el Señor nos da?

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR

Mateo  21: 43

Para memorizar el texto, se deben hacer  fichas con cada palabra de la cita bíblica, incluidas las comas y los puntos. Deben tener un total de 29 fichas. La idea es desordenar las fichas y que cada alumno las vaya ordenando, cada alumno lo hará con tiempo. Jugando de esta manera se aprenderá el texto citado.



jueves, 10 de septiembre de 2015

PARÁBOLA EL SEMBRADOR (6 A 8 AÑOS)

Lección desarrollada por Pamela Henríquez Galarce


OBJETIVO

Que los alumnos puedan autoevaluarse meditando en que clase de tierra están siendo HOY.


BASE  BÍBLICA

Lucas 8: 4-15

INTRODUCCIÓN

Con anticipación busque diferentes tipos de tierra (por ejemplo: tierra de hojas, tierra seca, tierra con arenosa, ripio, etcétera). Ponga cada tipo de tierra en un plato hondo y colóquelos en una mesa. Tápelos con una tela. Encima de cada plato (Sobre la tela) ponga un numero (1, 2, etcétera).  Los niños deben tocar las tierras sin verlas. Cuando todos hayan tenido la oportunidad de tocar y describir las tierras, guíeles a una conversación, mostrándoles las tierras una por una y dejándoles describirlas.

DESARROLLO

Invite a sus alumnos a dramatizar la lección de hoy. Cuente la parábola en forma dramática. (Prepárese de antemano). Comience explicando el escenario. ¿Dónde estuvo Jesús cuando contó la parábola? A lo mejor antes de sentarse en la barca estuvo caminando con sus discípulos y vieron a un sembrador trabajando en su campo. Pregunte a los niños si ellos han visto a alguien sembrar. (Siempre hay que dejarles tiempo para pensar y luego contestar la pregunta). A lo mejor algunos de ellos han visto a otra persona sembrar algo o quizás ellos mismos han tenido la experiencia de hacerlo. Permita que expliquen el proceso haciéndoles preguntas como: "¿Qué tipo de semilla sembraste? ¿Qué tenías que hacer antes de sembrar? ¿Qué tenías que hacer después de sembrar la semilla? ¿Cuáles fueron los resultados?" (A veces son estas preguntas las que permiten a un niño tímido, lucirse frente a sus compañeros. Estas experiencias forman "puentes" hacia los niños. Es decir en el futuro se van a sentir con más seguridad para hablar. Así también crecerá la confianza que el niño le tiene a usted).
Designe los personajes: Sembrador (a), tierra 1, tierra 2, tierra 3, etc.; sol, luz, agua y todo lo que necesite para que cada niño tenga un papel en la dramatización. Guíe la dramatización, siendo usted El Narrador…

“Un sembrador salió a sembrar". (El niño camina por la sala o el lugar donde estén). "Y mientras sembraba sus semillas… (el niño hace el gesto de lanzar semillas con su mano) … algunas cayeron en el camino.
Los pájaros  vinieron y se las comieron (niños que simulan ser pájaros se comen las semillas).

. "Algunas semillas cayeron en unas piedras (niños que simulan ser piedras  hacen el gesto de atrapar las semillas)."
. "Las semillas pequeñas comenzaron a crecer. Pero no pudieron echar sus raíces muy profundo. El sol vino y todas las plantas que habían empezado a crecer murieron".

“El sembrador no perdió la esperanza (el niño hace el gesto de lanzar semillas con su mano). Algunas semillas cayeron entre espinos (niños simulan ser espinos)". "Cuando las semillas empezaron a echar raíces, los espinos las ahogaron".
“Aunque ninguna semilla había crecido, el sembrador continuaba con su tarea y  siguió por el camino sembrando (el niño hace el gesto de lanzar semillas con su mano). 

Algunas semillas cayeron en tierra fértil (niños simulan ser tierra fértil y hacen el gesto de atrapar las semillas, abrazarlas y cuidarlas)…" y cuando las semillas echaron raíces, crecieron y crecieron y crecieron. Y cuando llegó la cosecha las matas dieron mucho fruto…" (Los niños simulan ser frutos abrazan al niño que simula ser tierra fértil).

Haga preguntas pausando después de cada una, dándoles tiempo para reflexionar. "Me pregunto ¿cómo se sintieron las semillas cuando cayeron en el camino por donde pasaban gente y animales? Y  me pregunto ¿cómo se sintieron las semillas cuando los pájaros se las comían? ¿qué sintieron las semillas cuando cayeron entre las piedras? ¿qué sintió el sol al ver las semillas allí? ¿Cómo se sintieron las semillas que cayeron entre los espinos? ¿Cómo se sintieron las semillas que cayeron en la tierra fértil? Y ¿cómo tanto grano pudo resultar de semillas tan pequeñas?













CONCLUSIÓN

Invite a que se acerquen al lugar donde tiene los diferentes tipos de tierra. Pregunte a los niños que tipo de tierra están siendo hoy, explique como ellos pueden mostrar frutos; cambiando los malos hábitos, siendo amables, obedientes, ayudando en su casa, etc. Siembre algunas semillas en los diferentes platos con las tierras que mostró al inicio y así podrá reforzar clase a clase lo aprendido hoy, observando el crecimiento de la planta.-
Una de las parábolas más famosas es la del sembrador. Por medio de esta parábola, aprenderán que hay diferentes tipos de tierras (que representan vidas diferentes) y cada una puede llegar a producir, pero hay tierras (o vidas) que no han sido preparadas para recibir la semilla. Los niños de su clase quizás pueden identificarse con una de las tierras. Usted puede ser la persona que cultiva la tierra de sus vidas para que estén listos a recibir la semilla de la Palabra de Dios. Ellos mismos tienen que decidir si quieren ser "tierra buena".

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR

"Pero la semilla sembrada en buena tierra representa a los que oyen el mensaje y lo entienden y dan una buena cosecha" (Mateo 13:23, Dios Habla Hoy).







CANCIÓN

“YO NO QUIERO SER UN YOYO” 

 
Copyright 2009 AMIGOS DE JESÚS. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree